was successfully added to your cart.

Carrito

Nutrición

No hagas dieta

By abril 6, 2022 No Comments

Hoy te explicamos las razones para que no hagas dieta. La palabra dieta hace referencia al tipo de alimentos, la frecuencia y la cantidad de comida que incorpora una persona en su día a día. El problema deriva en que la palabra dieta cobra otro significado en la actualidad.

En la actualidad hay un mensaje claro: si te quieres cuidar tienes que hacer una dieta. Para mí, es un concepto completamente erróneo. Para cuidarse o mejorar tu salud, hay multitud de recomendaciones y acciones que puedes realizar en tu día a día. Mas adelante os enumeraré algunas recomendaciones.

No hagas dieta, sus consecuencias

Digamos que  una persona adulta que ha tenido determinados hábitos durante toda su vida. Ha llegado el momento en el que esa persona decide cambiar. Es un primer paso muy importante, ya que para cambiar o mejorar unos hábitos es fundamental que la propia persona decida empezar un cambio.

Ésa persona puede decidir ponerse en manos de un profesional o investigar por su cuenta cómo mejorar sus hábitos. El problema radica en que tenemos un montón de información, o más bien desinformación en la red acerca de una mejora de hábitos. Toda esta información no hace más que agravar el problema. Recibimos información de algunos casos que no son reales, de personal no cualificado o simples vendedores que lo único que quieren es sacar un rédito económico de la venta de un producto basado en una necesidad.

Seguramente esta persona adulta que ha decidido incorporar un cambio, o realizar una dieta, empiece de la noche a la mañana y quiera hacerlo absolutamente todo perfecto. Ha decidido incorporar todas las preparaciones al vapor, dejar de lado todos los ultra procesados, dejar el alcohol o realizar ejercicio físico extenuante y un largo etc.

Esta persona pretende cambiar todo una vida de determinados hábitos en tan sólo una semana.

Este tipo de cambios tan radicales serán difíciles de mantener y estarán abocados al fracaso. Ya que un cambio tan drástico en todos sus hábitos será difícil de mantener en el tiempo. Debemos pensar que la adherencia es la palabra clave que nos tiene que resonar.

Algunas posibles consecuencias

  • Reducción drástica de la ingesta energética
  • Sensación de cansancio
  • Dieta monótona y aburrida
  • Prohibición de alimentos
  • Relación emocional alterada con respecto a la comida
  • Problemas sociales asociados a la culpabilidad
  • Poca variedad de inclusión de alimentos
  • Sensación de hambre alterada
No hagas dieta

No hagas dieta, cambia de hábitos de manera progresiva

Una de las primeras recomendaciones que doy a todo el mundo es que piense en incorporar cambios progresivamente, disfrutar de los mismos y sentir que es capaz de mantenerlos durante toda su vida. Esto es algo muy importante, ya que aunque sea un pequeño cambio, ese cambio tendrá una repercusión muy positiva en nuestra salud en el futuro. Por ejemplo, antes no consumíamos nada de fruta, pues me parece interesante incorporar de dos a tres piezas de fruta al día. Así incorporaremos un alimento estupendo cargado de nutrientes, antioxidantes, fibra y agua.

Cambios a largo plazo

Evidentemente realizar estos cambios de manera progresiva obtendrás unos resultados en el futuro y no a corto plazo. Debe ser consciente que toda dieta o cambio muy drástico para buscar un cambio a corto plazo será muy difícil de mantener y no habremos logrado instaurar un cambio de hábitos a mejor.

Instaurar un hábito de manera progresiva para que no hagas dieta se puede resumir en intentar por ejemplo, consumir verdura una vez al día, reducir la ingesta de alcohol diario, movernos todos los días, utilizar el agua como bebida principal… Si logras mantener este tipo de cambios a lo largo de las semanas te aseguro que lo notarás a largo plazo.

Algunas consecuencias positivas de un cambio de hábitos a la largo plazo

  • Disponer de mayor saciedad y menos hambre durante el día
  • Sentirse con más fuerza y energía
  • Regular mejor tu tránsito intestinal
  • Comprender que tendremos diferentes comidas sociales e incorporaremos algunos alimentos considerados no saludables
  • Relación emocional adecuada con la comida
  • Tu cuerpo se volverá más eficiente la digestión, absorción y metabolización de los alimentos
  • No prohibir determinados alimentos, pero si organizar este tipo de alimentos durante nuestra semana

Marketing frente a salud

Una parte importante de todo lo que te estoy intentando transmitir, es que no quiero que pienses que para mejorar tu salud tienes que hacer una dieta muy estricta. Todo lo contrario, deberías empezar poco a poco y comprender que requiere su tiempo.

¿De verdad piensas que vas a poder cambiar 30 años de hábitos en dos semanas?

Recuerda que estamos aquí para fomentar una mejora y una protección de la salud y no vender un concepto milagroso o una dieta novedosa.

Te aseguro, que no existe una dieta milagrosa, un producto novedoso o cualquier tipo de producto de marketing que se compare a mejorar unos hábitos a la larga.

Entiendo que en marketing venda más que una persona adulta ha hecho una dieta muy estricta o utilizado un producto y ha bajado una barbaridad de kilos en muy poco tiempo. Pero te aseguro, que de esa forma no vas a aprender ni comprender cómo se alimenta tu cuerpo y recuperarás ese peso al cabo de poco tiempo. Sin atender a que la mayor parte de ese peso perdido es agua, masa muscular y componente graso. Perjudicando a tu salud ya que estarás reduciendo tu masa muscular. La masa muscular es un tejido que tu cuerpo utiliza como reserva energética si tiene una reducción de energía muy drástica y recuperarás en el futuro ese peso en forma de tejido graso.

Recuerda que tu masa muscular es salud.

Sígueme para más contenido en Youtube, Facebook o Instagram.